Para mover la creación de empleos en la Urbe de Hierro, se necesitan muchas fuerzas poderosas, el turismo pasó a ser el “motor” número 4.

Un reciente estudio del Center for a Urban Future descubrió que la industria turística de la ciudad ha crecido hasta convertirse en uno de los cuatro motores principales de la economía de Nueva York, y emplea a 291,084 personas en toda la ciudad.

El año pasado, la ciudad registró un récord de 62.8 millones de turistas, un 90 por ciento de aumento en los visitantes sobre los 33.1 millones en 1998. Este crecimiento meteórico generó 224,200 empleos relacionados indirectamente con el turismo, en áreas como restaurantes, tiendas y la industria de entretenimientos .

El estudio revela que ahora hay más empleos directos en turismo que en las finanzas, 268,200, y casi el doble de empleos que en el sector tecnológico de la ciudad, 128,600.

Financiado por la Asociación por una Nueva York Mejor (ABBY) y la Alianza Times Square, el informe encontró que los ingresos de los turistas están dando a los industria de minoristas, en particular, un ascenso en un momento en que las tiendas físicas enfrentan una devastadora competencia de las compras en línea.

Los autores, que entrevistaron a más de 100 propietarios de tiendas minoristas de SoHo y Lower Fifth Avenue a Williamsburg y Dumbo, descubrieron que los turistas representaban del 30 al 40 por ciento de sus clientes. Incluso en lugares como Jackson Heights y Elmhurst, el poder del dólar turístico se ha sentido por una suma de $23 millones.

Los turistas generan el 24 por ciento de todas las ventas en los restaurantes y bares de la ciudad de Nueva York, y los visitantes nacionales e internacionales en su conjunto representan el 48 por ciento de las transacciones con tarjetas Visa en los grandes almacenes.

El informe incluye varias recomendaciones para fortalecer el sector turístico de la ciudad en medio de un número creciente de amenazas y desafíos, incluida la mejora de la infraestructura turística. Los autores recomiendan examinar todo, desde el estacionamiento de autobuses turísticos hasta la modernización del sistema de control de tráfico aéreo.

Dada esta nueva información, analistas consideran que la ciudad debería realizar esfuerzos concretos que reconozcan el papel del turismo en la economía de la región. Las inversiones en infraestructura, marketing y promoción, y otras iniciativas de sentido común que hacen que esta región sea más conveniente para visitar impulsará el crecimiento en muchos sectores laborales.

Lo cierto es que Nueva York nunca ha planeado adecuadamente para recibir 60 millones de turistas al año, y no ha realizado suficientes inversiones en infraestructura como para mantener esta cantidad de visitantes anuales.
La ciudad necesita crear nuevas soluciones para el estacionamiento de autobuses turísticos y los funcionarios electos deberían presionar para modernizar el sistema de control de tráfico aéreo. La ciudad también debe crear su primer plan de turismo a largo plazo, con la participación del desarrollo económico, la planificación y las agencias de transporte.
A pesar de la impresionante afluencia de turistas, el sector turístico de Nueva York enfrenta varios desafíos nuevos y cambiantes, desde el dólar fuerte hasta un presupuesto de promoción turística que no se ha mantenido competitivo con el de las agencias de comercialización en otros destinos globales.

Nueva York debería aprovechar que cuenta con una de las mejores agencias de promoción turística del mundo, NYC & Company, y aumentar su presupuesto para apoyar su importante misión de reforzar la industria del turismo en toda la ciudad, aconsejan expertos.