El Grupo Marriott International unirá en 2019 a su colección de lujo al hotel Inglaterra, ubicado en el corazón de La Habana Vieja y el más antiugo de Cuba, con 143 años de existencia.

Este sería el segundo hotel de la cadena  Marrriot en la Isla, luego de que en junio de 2016 Starwood comenzara a gestionar el Quinta Avenida, ubicado en Miramar, en el oeste de la capital. Starwood/Sheraton fue absorbida por Marriott.
El Hotel Inglaterra encierra mucha historia para los isleños. Fue declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad y Monumento Nacional de Cuba.

El establecimiento abrió sus puertas el 23 de diciembre de 1875, justo en el Paseo del Prado, a unos pasos del Capitolio y del Gran Teatro Alicia Alonso, y frente al populoso Parque Central.
Su integración en la cadena hotelera Marriott es uno de los resultados del “deshielo” en las relaciones diplomáticas entre Cuba y Estados Unidos anunciado en diciembre de 2014, bajo la presidencia entonces de Raúl Castro y Barack Obama.
El contrato se cerró después de que el Departamento del Tesoro concediera a Starwood a autorización para invertir en el país caribeño.
El Inglaterra, con una clientela mayoritaria de turistas alemanes, británicos, holandeses y belgas, será operado por Marriott a partir del 31 de diciembre de 2019 y tiene 83 habitaciones.
Entre sus huéspedes ilustres figura el que fuera primer ministro británico, Winston Churchill, quien se alojó en sus instalaciones en diciembre de 1895 cuando se encontraba en Cuba como corresponsal de guerra.
También pernoctó en el Inglaterra el prócer de las guerras de independencia cubano, el general Antonio Maceo, quien se hospedó en este hotel durante seis meses en 1890.
El anuncio llega en un momento en el que la relación entre Cuba y EU se ha tornado tensa tras la llegada a la Casa Blanca del presidente Donald Trump, quien ha revertido la política de acercamiento con La Habana que propició su antecesor, ha impuesto nuevas sanciones sobre la isla y ha restringido los viajes, reportó EFE

Según el Ministerio de Turismo de Cuba, al finalizar 2018 habrán arribado a Cuba  alrededoer de 4 millones 750 mil visitantes, y para el año 2019 proyectan recibir 5 millones 100 mil visitantes foráneos.

Pese a las restricciones, en lo que va de año han visitado Cuba 605.416 estadounidenses, la mayoría a bordo de cruceros, una modalidad que les permite cumplir con la prohibición de alojarse en hoteles cubanos sancionados.
El turismo es la segunda fuente de ingresos de Cuba, que dispone de una capacidad hotelera de 70.000 habitaciones, el 65 por ciento de ellas operado por sociedades mixtas conformadas por compañías extranjeras y empresas estatales cubanas.