La consultora financiera Adulting publicó una serie de consejos para los millenials con el fin de que en el 2019 hagan realidad el viaje al sitio soñado.  Según datos de la Organización Mundial del Turismo, esta generación significa al año 165 mil millones de dólares en viajes.

La consultora especializada en los millennials advierte que viajar no tiene que ser un lujo que requiera ahorrar durante años, pero sí es necesario organizar las finanzas, conocer algunos hacks de ahorro y contar con lo suficiente para gozar realmente de la experiencia.

En su primera recomendación destaca que lo más importante no es el destino, sino escoger la fecha del viaje: “Está comprobado estadísticamente que es más barato viajar en mayo, septiembre y octubre. Recurre a estos meses como primera opción”.

En segundo lugar ubica planear: “Lo mejor es tener un plan, empezando por cuántos días tienes para viajar, qué clase de clima o paisaje estás esperando conocer y si vas solo o acompañado”.

El avión es una parte muy importante del presupuesto, por lo que recomienda buscar vuelos alrededor de 4 a 6 meses antes. “Las estadísticas dicen que los días martes en la tarde y madrugada, es cuando están mejores opciones de precio para los boletos”.

La cuarta recomendación se refiere al hospedaje “es donde realmente puedes economizar lo más posible, si así lo deseas”. Para quienes viajan solos sugiere los hostales como mejor opción, y a los que viajan en pareja dividir los gastos del hospedaje.

“Recuerda que muchas veces estar bien ubicado en un lugar sin lujos, puede parecer un poco más caro, pero si eso te ahorra transporte y tiempo, seguramente será una mejor opción. No dejes de considerar acampar, últimamente se ha puesto de moda y con instalaciones muy a gusto a buen precio”, dice.

Adulting también recomienda consultar sitios y apps que puedan ayudar a buscar las mejores opciones. “Si ves una oferta, revisa si la puedes reservar y cancelar posteriormente, así podrás ir asegurando poco a poco el hospedaje y arrepentirte si lo necesitas”.

A quien viaja solo le sugiere considerar la red de Couchsurfing, que tiene como idea central conseguir un sillón para dormir en la casa de una persona local, pero que en muchos casos la experiencia supera las expectativas y no solo se convierte en habitación sino en un nuevo amigo con quien  recorrer el lugar que se visita.

Antes de viajar también se debe pensar ¿qué necesitas para el lugar al que vas?: “Si estás planeando un viaje que requiera de equipo especial, como ir a esquiar, evita gastar en algo que es probable no te vuelvas a poner, además muchos destinos rentan hasta la ropa”.

En materia financiera, la consultora destaca que los viajes son una gran oportunidad de utilizar al máximo todos los puntos y beneficios acumulados a lo largo del tiempo en las tarjetas de crédito. Además, tomar en cuenta la moneda del lugar al que se viajará. “Si es un viaje nacional, seguramente podrás presupuestar de mejor forma cuánto necesitas para gastar y, si es en otra moneda, trata de encontrar los lugares con el tipo de cambio más cercano que uses en tu país”.

Adulting recomienda tener un colchón de dinero mientras avanzas con la planeación de tu viaje, de modo que cuando la moneda de tu destino baje, tú tendrás ya efectivo disponible, listo para aprovechar el momento. Y si no sabes dónde cambiar, sin duda, las casas de cambio del aeropuerto y del centro, son mejor opción para hacer esto, en vez del banco.

¿Y qué hacer primero?. Empezar por el boleto de avión, después, ve sumando los demás gastos como noches de hospedaje y finalmente tus comidas diarias, dice. Recuerda consultar sitios de viajes como Tripadvisor, Despegar, Viajala o Skyscanner para ayudarte a calcular el costo promedio del destino al que planeas viajar.

El mayor consejo es: organiza las finanzas personales de forma real y constante. Un viaje es una gran meta, pero  lo verdaderamente importante es ahorrar siempre, no gastar de más y ser un adulto responsable.