California Pacific Airlines es una nueva aerolínea que buscó su nicho de mercado en la conexión de los suburbios de San Diego y Silicon Valley, pero cerró después de volar por solo dos meses.

La aerolínea, que operaba el avión Embraer SA E145, empezó con sus vuelos comerciales el 1 de noviembre del año pasado desde Carlsbad, California, a unas 35 millas al norte del centro de San Diego, hacia San José, California, y suspendió el servicio a fines de diciembre, citando una escasez de pilotos en todo el país.

La empresa esperaba capitalizar el crecimiento del norte del condado de San Diego, y había planeado completar la capacitación de pilotos en enero para reanudar el servicio, sin embargo, a la fecha no hay noticias de sus operaciones.

La aerolínea, que tenía casi 90 empleados, dio permiso a todo el personal el 18 de enero “sin fecha de regreso al trabajo”, de acuerdo con el comunicado que les hizo llegar.

“CPA lamenta que la escasez de pilotos haya impactado a sus clientes y aprecia su paciencia mientras trabaja para minimizar la duración del tiempo de inactividad”, dijo la compañía en un comunicado de prensa del 28 de diciembre.

La empresa adquirió su flota y su certificado de operación en mayo de 2018 cuando compró Aerodynamics Inc., que operaba rutas del Servicio Aéreo Esencial con subsidio federal desde Denver, Colorado hasta Pierre y Watertown, Dakota del Sur. Esos vuelos también han terminado.