En 2017 la compañía Boeing se enteró que una luz de advertencia en la cabina de su avión 737 MAX era defectuosa pero decidió postergar la reparación hasta el 2020, publicaron en un comunicado de prensa los congresistas estadounidenses Peter DeFazio y Rick Larsen.
 
Esa luz de advertencia alerta a los pilotos cuando dos sensores que miden el ángulo entre el flujo de aire y el ala no están de acuerdo. Se estima que el defecto en esta función tuvo un papel determinante en los accidentes mortales que involucraron un 737 MAX en Indonesia en octubre y en Etiopía en marzo.
 
De acuerdo con los legisladores, Boeing informó que descubrió el problema en 2017, poco después de iniciar la entrega a sus clientes de su 737 MAX, el avión más vendido, pero no informó a la Administración Federal de Aviación de los Estados Unidos (FAA) sobre el defecto.
 
Boeing decidió en noviembre de 2017 aplazar hasta el 2020 una actualización de software para corregir el llamado defecto de alerta, tres años después de descubrir la falla. La compañía solo aceleró este programa de manera posterior al accidente de Lion Air en Indonesia, agregaron.
 
Los dos accidentes, que mataron a 346 personas, generaron investigaciones de los reguladores de la aviación de Estados Unidos y otros países, así como legisladores estadounidenses, y dejaron a la empresa Boeing, con sede en Chicago, en una de las mayores crisis en sus más de cien años de historia.
 
En respuesta la compañía, a través de su portavoz Gordon Johndroe, dijo que a partir de la revisión de seguridad la actualización se programó para su entrada en servicio en 2020, pero la ausencia de la alerta no tuvo un impacto adverso en la seguridad o la operación del avión. 
 
El Comité de Transporte e Infraestructura de la Cámara de Representantes envió cartas a Boeing, al proveedor United Technologies Corp y a la FAA solicitando más detalles sobre dicha alerta y su defecto, dijeron los legisladores. Esta es la segunda solicitud de registros que envía el legislativo involucrado en la investigación del avión MAX.