El primer objetivo cuando planeas tu viaje de vacaciones es encontrar vuelos baratos, pero no siempre lo logras, aunque inviertas muchos días buscando ofertas. Aquí te presentamos algunas estrategias recomendadas por los sitios de reserva en línea.
 
El sitio Hopper, por ejemplo, asegura que actualmente el mercado tiene para los consumidores opciones como las aerolíneas de bajo costo, nuevas clases de tarifas y mucha más transparencia en los precios de vuelo que antes no existía.
 
Entre los errores que se cometen al reservar un vuelo señala el buscar siempre la tarifa más barata, que puede parecer la mejor opción pero tendrás que seguir las reglas de la aerolínea o anticipar el pago adicional de las cosas que están incluidas en una tarifa económica. 
 
Algunas aerolíneas, como United, American y Delta, ofrecen tarifas económicas básicas que son solo un recorte mínimo de la clase económica estándar y por lo general no te permiten llevar equipaje, elegir tu asiento o cambiar tu boleto. Los sitios aseguran que si reservas por adelantado la tarifa económica estándar, es más fácil ahorrar dinero y recuperar esas comodidades.
 
Otro error es reservar demasiado temprano o demasiado tarde. El tiempo ideal para encontrar los mejores precios, según Expedia, son tres semanas de anticipación. Reservar más de seis meses antes resulta costoso porque las aerolíneas establecen sus precios iniciales de manera conservadora.
 
Mientras que reservar en el último minuto también es caro, porque los precios comienzan a subir en las dos semanas previas al vuelo. Para asegurarse de no perder una tarifa reducida, te recomendamos aplicaciones como Hopper, Kayak y Google Flights, que rastrearán los vuelos deseados y te avisarán cuando sea oportuno reservar. 
 
Es un error comprar boletos durante el fin de semana, lo que podría funcionar con tu agenda pero no con tu cartera. Hopper informa que hay muchas menos ofertas disponibles en el fin de semana para viajes nacionales e internacionales, porque es mayor la demanda. Lo mejor es configurar alertas en las aplicaciones mencionadas.
 
También es un error, dicen, evitar los vuelos matutinos, ya que no sólo es más barato volar entre las 5 y 8 de la mañana, además, es menos probable que los vuelos se retrasen porque la mayoría de los aviones aterrizan durante la noche, el espacio aéreo es relativamente tranquilo y los aeropuertos están menos concurridos en las mañanas.
 
Tampoco es recomendable conectar fechas específicas de viaje. Aunque la recomendación general es que son más baratos los vuelos que salen los jueves o viernes, con un ahorro de hasta 10 %, y más caros los que salen los domingos, lo cierto es que los días más baratos para viajar varían según el vuelo y el destino. 
 
Es recomendable utilizar la función de comparación de tarifas que ofrecen Skyscanner, Kayak o Hopper, que te permiten comparar tarifas durante varios días o un mes entero para detectar cuándo son los días de viaje más baratos.
 
La idea de que el avión es casi siempre menos costoso cuando viajas entre semana, hace que los viajeros regresen a casa antes del fin de semana, otro error que debes evitar. Hopper rompió este mito al demostrar que todos los destinos, excepto el Caribe, ofrecen descuentos cuando el vuelo incluye una estadía de sábado por la noche.
 
No menosprecies las aerolíneas de bajo presupuesto, muchas de ellas no aparecen en los buscadores, pero si tú sabes que una línea aérea de bajo costo vuela a tu destino, dirígete a su sitio directamente para consultar las tarifas.
 
Y finalmente, no rechaces la posibilidad de probar la “piratería de vuelo”, que es un método de reserva alternativo.  Se trata de buscar vuelos baratos, y con frecuencia directos, a una ciudad cercana a tu destino. Desde allí, puedes reservar un segundo vuelo separado a tu destino final, o también volar a un aeropuerto y salir de otro.