Cada viaje tiene sus propias necesidades de equipaje. A veces quieres maletas que rueden con facilidad, otras un elaborado sistema con correas de apoyo, en ocasiones solo una bolsa simple y flexible.

Las duffel bags, o bolsas de lona, son el equipaje ideal de acuerdo a una encuesta con viajeros realizada por Travel + Leisure, particularmente para largos viajes de fin de semana, que no merecen una maleta completa, expediciones sin cuidado en el manejo de equipaje, o para el equipaje de mano, porque se aprietan fácilmente en compartimientos superiores.

El nombre de estas bolsas proviene de la ciudad de Duffel, en Bélgica, donde se originó la tela de lona gruesa utilizada para hacer la bolsa en el siglo XVII. Su uso se extendió del ejército estadounidense a la venta para viajes, deportes y recreación de la población civil, y actualmente se venden en diferentes modelos y tamaños.

La estructura abierta de un duffel y su falta de rigidez la hacen adaptable para llevar equipos deportivos y objetos voluminosos similares. Mientras que las restricciones de tamaño varían según la aerolínea, pero lo más probable es que sea segura si cumple con el estándar internacional de alrededor de 21 x 14 x 9 pulgadas.

Las dimensiones de la bolsa de lona son un poco más blandas que el equipaje de mano dura, por lo que tienes más espacio para mover tu bolsa en un contenedor, pero también hay más posibilidades de sobrepasarla accidentalmente hasta el punto en que ya no cabe, describe la revista turística.

Cuando vayas a comprar una bolsa de lona, ??ten en cuenta cuántos bolsillos deseas, qué tipo de material exterior prefieres y cómo la quieres cargar. Principalmente, enfócate en los transportes que utilizarás, a través del aeropuerto y posiblemente en un tren o autobús, por lo que hay más opciones de correas para ayudarte a encontrar tu mejor postura de movimiento.

Algunas bolsas están micro organizadas, con bolsillos específicos diseñados para todo, hasta las gafas de sol, mientras que otras tienen el estilo clásico de tubo de tela. Fuera de tus preferencias estéticas, lo más importante de tu duffel es una construcción sólida, que evite que la bolsa se convierta en una fea y aparatosa carga si se rompe alguna correa.