HINA-Si ya estás planeando las vacaciones de diciembre, pero aún te aterra gastar demasiado y empezar la nueva década con más pagos, tienes tiempo para pensar en formas de abaratar hasta el último detalle. Aquí te ofrecemos algunos consejos para la reserva de tu hospedaje.

La clave para reservar tu próximo lugar de vacaciones está en el momento que lo elijas. Si deseas visitar un sitio exótico cuando recibe más visitantes prepárate para desembolsar mucho dinero. Lo mejor para ahorrar es planear tu viaje en temporada baja, o buscar sitios menos populares.

Antes de reservar hospedaje coteja los precios, ya que algunos hoteles ofrecen un precio cotidiano bajo, que puede ser más barato para tu presupuesto sin sacrificar la calidad. Algunas cadenas hoteleras, como Marriot y Hilton, tienen precios bajos y sobre los mismos dan descuentos.

Cuando reserves tu hotel, e incluso tu vuelo, si lo haces de manera conjunta obtendrás buenos descuentos, por ejemplo en sitios como Expedia y Kayak, aunque una desventaja es que requieres pagar todo por adelantado, y cualquier modificación o cancelación podría ser muy costosa.

También existen muchos negocios que te prometen grandes ahorros si reservas a través de ellos. Sin embargo, estos sitios terciarizados no te aseguran que cuentes con todos los descuentos disponibles.

Llama al hotel para confirmar el precio con el propio lugar y reservar de manera directa, podría existir alguna oportunidad para un descuento no registrado, aún más si les preguntas. Muchos hoteles manejan tasas de descuento por permanencia prolongada, y si tu viaje durará al menos siete días puedes preguntar si hay algún tipo de estímulo por quedarte más tiempo.

Debido a que muchos lugares siguen los pasos de sus huéspedes por el historial de visitas a través de las cookies y otros métodos de rastreo, el colocar el Google Chrome en modo incógnito es de mucha ayuda para checar tarifas más baratas, incluyendo en el sitio dentro del país al que te diriges.

También si esperas hasta un día antes o el mismo día para reservar tu hotel puede que encuentres precios bajos, pero existe la posibilidad de que no encuentres hospedaje. En este caso necesitas contar con la flexibilidad necesaria para moverte a un sitio alterno. NN