El tiempo entre el aterrizaje de las ruedas de un avión y cuando los pasajeros realmente se bajan de la nave es potencialmente una de las partes más frustrantes del vuelo, en especial para los viajeros que tienen conexiones estrechas.

Conocer la razón por la que se retrasa la salida de los pasajeros de un avión te puede ayudar a no perder la calma. Después del aterrizaje y cuando el capitán anuncia la llegada al destino, es probable que tu tiempo a bordo del avión todavía sea largo.

Así que levantarte del asiento solo te servirá para estirar las piernas y difícilmente para bajar tus pertenencias de los compartimentos. Recuerda que en ambos lados de la puerta existe un equipo de personas trabajando para sacar a todos seguros del avión y llevarlos a la terminal del aeropuerto.

Al llegar el avión a la posición final el capitán apaga el motor y la luz roja intermitente anti-colisión, la cual alerta a la tripulación de tierra que es seguro acercarse. Entonces, pueden sacar el puente del jet y alinearlo con la puerta de la nave, lo que también toma un tiempo.

Una vez que el puente de reacción esté en su lugar, la tripulación de tierra abrirá la puerta del avión o le indicará a la tripulación de cabina que es seguro abrir la puerta y evacuar. Hay muchas cosas que pueden suceder y agregar tiempo al proceso de descenso para todos.

Por ejemplo, problemas con la mecánica del desvío o, algunas veces, tomar tiempo alinearse con la puerta del avión. También podrían llegar varios aviones al mismo tiempo, tardando el acomodarlos a todos, o un simple error humano al no percibir que el avión ya aterrizó.