Cualquier viajero experimentado sabe que el secreto de un vuelo relajado es viajar ligero de equipaje, con una bolsa de mano y un artículo personal, que evita el pago por documentación, facilita el paso por la banda de seguridad, y elimina la espera y reclamo de maletas.

Sin embargo, no siempre está libre de riesgos subir al avión con equipaje de mano. Si el vuelo está completo, se trata de una aeronave pequeña o te tocó uno de los últimos grupos de abordaje, es probable que tengas que verificar en la puerta y decir adiós a esa salida rápida.

Este es un problema que, según los expertos en viajes, se creó cuando las aerolíneas comenzaron a agregar más asientos a los aviones y a cobrar por el equipaje. A medida que aumentaba el número de viajeros, los pasajeros conscientes de los costos comenzaron a maximizar sus maletas y artículos de mano permitidas para evitar el tiempo y los cargos por documentar equipaje.

El resultado fue más clientes y más maletas de mano, y la falta de espacio en el compartimento superior. También sucede con frecuencia que en la banda de seguridad le indiquen a último minuto que incluya en el equipaje documentado o tire algunos artículos que entran dentro de los prohibidos para llevar consigo.

A estas inconveniencias se agrega que si ingresas al último a la aeronave puede que la tripulación te indique que ya no hay espacio en el compartimiento y deberás dejar tus maletas de mano antes de abordar, para luego reclamar tu equipaje al llegar al aeropuerto.

Algunas aerolíneas ya buscan como resolver este problema del equipaje de mano, como American Airlines que tiene el propósito de hacer los compartimientos superiores más grandes en sus aviones, según información publicada en su sitio web. En tanto, United Airlines prevé incluir más espacio para el equipaje de mano de cada cliente a bordo, anunció recientemente la empresa.

Mientras eso sucede, tu mejor opción para no perder la oportunidad de tener un viaje relajado es abordar temprano. Otras soluciones son volar en primera clase o negocios, comprar embarque prioritario, registrarte para obtener una tarjeta de crédito de la aerolínea o acumular puntos para el programa de fidelización de la aerolínea.

Estas últimas opciones tienen que ver con un pago adicional que te da preferencia al abordar, lo que permite eliminar cualquier riesgo de sobrecupo en los compartimientos del equipaje de mano, ya que los clientes que abordan en los grupos 1 y 2 tienen menos probabilidades de necesitar registrar una valija en la puerta, así como los clientes que abordan previamente.

El Grupo 1 es para viajeros de primer nivel, mientras que el Grupo 2 para quienes compran embarque prioritario, miembros premier y titulares de tarjetas de crédito de la aerolínea. Cuando los vuelos están llenos, los clientes que abordan en los grupos 1-3 tienen más probabilidades de encontrar espacio a bordo para sus maletas, mientras que los que embarcan en los grupos 4 y 5 es más probable que tengan que registrar las maletas de mano.

Nacional