Después de casi un siglo de atraer a los habitantes de Chicago a disfrutar montañas rusas en medio de los campos de maíz de la zona rural de Monticello, Indiana, el parque de atracciones Indiana Beach cerrará al público.

Apex Parks Group, empresa con sede en California y propietaria del parque nacional de diversiones que compró Indiana Beach en 2015, anunció que suspendería las operaciones en cuatro propiedades, incluida la famosa atracción de Indiana, ubicada a dos horas al sur de Chicago.

“A pesar de los importantes esfuerzos para mejorar el desempeño financiero y la considerable inversión en atracciones e infraestructura, no hemos visto una mejora en los resultados operativos en Fantasy Island (Nueva York), Indiana Beach, SpeedZone Dallas y Boomers Houston”, dijo Apex en un comunicado de prensa.

Indiana Beach era una propiedad familiar que había funcionado durante la mayor parte de su historia. El parque de atracciones fue lanzado en 1926 como Ideal Beach por Earl Spackman, ubicado junto al lago artificial Shafer, y creció de una zona de baño en un maizal a una atracción regional.

Su promoción por muchos años en Chicago en innumerables comerciales de televisión presentaba un graznido y la frase “hay más que maíz en Indiana”, una llamada atendida por generaciones de buscadores de diversión familiar dispuestos a conducir dos horas para llegar al sitio.

La familia Spackman vendió el parque en 2008 a Morgan RV Resorts, que lo dirigió durante siete años antes de venderlo a Apex de propiedad privada. Fundada en 2014, Apex construyó una cartera nacional de parques de atracciones en asociación con empresas de capital privado, incluidos Edgewater Funds, con sede en Chicago.

Indiana Beach indica en su sitio web “Cerrado permanentemente” en coloridos guiones sobre videos de familias que viajan en el Corn Ball Express, chapoteando en el parque acuático y disfrutando de docenas de otras atracciones que ofrecía el parque de diversiones.

“Estamos agradecidos por los muchos años que hemos pasado juntos y apreciamos su apoyo y patrocinio”, dice en su despedida. La empresa explicó que estos movimientos le permitirán concentrar los recursos en sus propiedades restantes, “creando así una compañía mucho más fuerte y vibrante”.