Si vuelas en tiempos de coronavirus encontrarás qué hay cambios en las bandas de seguridad de la mayoría de aeropuertos a consecuencia del brote. En las terminales aéreas de Estados Unidos la Administración de Seguridad en el Transporte (TSA) determinó que los pasajeros no coloquen artículos personales en los contenedores, con el fin de cancelar una posibilidad de contagio.

La disposición se dio la semana pasada, por lo que en todas las terminales aéreas nacionales los pasajeros que antes se quitaban hasta los zapatos para revisar, hoy tienen que guardar todos los artículos personales, incluidos teléfonos, llaves y billeteras, dentro de sus maletas de mano para evitar la contaminación en el cinturón de seguridad.

La TSA indica que los contenedores ubicados en el punto de control de seguridad tienen un constante uso por cientos de pasajeros que pasan cada hora, y la colocación de artículos personales es un potencial foco de contagio. La modificación en las líneas de seguridad significa un esfuerzo por combatir la propagación del coronavirus.

La medida no es una acción exagerada, ya que existen estudios que indican que las líneas de seguridad en aeropuertos tienen la mayor cantidad de bacterias, seguidas por otras áreas de alto riesgo como cajas registradoras en tiendas y barandales de escaleras, de acuerdo con una investigación de 2018, publicada en el sitio BMC Infectious Diseases.

La agencia gubernamental también aconseja a los viajeros que se laven las manos antes y después de pasar por la línea de seguridad, incluso sugiere que lleven desinfectante para manos y toallitas individuales anti-bacteriales en el equipaje de mano. Estas nuevas reglas se implementaron después de la confirmación de que tres agentes dieron positivo por coronavirus en el Aeropuerto Internacional de San José, California.