Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) establecieron un periodo de pruebas para permitir que los cruceros salgan de Estados Unidos, lo que incluye “viajes  simulados”. Tan solo la empresa Royal Caribbean de inmediato empezó a buscar voluntarios para esos simulacros, y lleva más de 100 mil inscritos.

La nueva orden pretende que el regreso a la navegación de cruceros de la unión americana esté condicionado al cumplimiento de protocolos específicos de protección contra la pandemia de Covid-19. Desde marzo pasado, los CDC  mantienen la suspensión total de actividades de todos los barcos que no sean de carga y con capacidad para más de 250 personas.

La solicitud de cruceros simulados se convirtió de inmediato en el programa “Voluntarios de los mares” de Royal Caribbean, que en las primeras 24 horas recibió 20,000 inscripciones de personas interesadas en la oferta de la compañía, la cual tiene su sede en Miami, Florida, y 26 barcos, según publicó en su sitio web.

La vicepresidenta senior de ventas, soporte comercial y servicio de Royal Caribbean Vicky Freed indicó que los viajes de prueba se realizarán con una combinación de empleados y voluntarios, y la  empresa podría inicias los cruceros simulados en diciembre próximo. Para más información entra a Volunteers of the Seas, en Facebook.

Los CDC especificaron que los cruceros simulados sólo tendrán rutas al Caribe, los voluntarios deben ser mayores de 18 años, confirmar que no tienen alguna condición preexistente de salud que los haga más vulnerables al coronavirus, y expresar por escrito que “están participando en una simulación de protocolos de salud y seguridad no probados”.

Los cruceros tendrán los espectáculos y actividades que realicen normalmente para que la prueba sea realista, incluso se harán simulacros de manejo de enfermos de coronavirus. Antes del viaje se confirmará que se ha cumplido con todos los requisitos y protocolos sanitarios, y al final se presentará un informe para obtener el certificado de navegación condicional COVID-19.

Una vez que cada empresa de cruceros se haya certificado, podrá navegar mientras obedezca algunas reglas. Entre ellas, que sus itinerarios no duren más de siete días, además, que todos los pasajeros pasen por pruebas de laboratorio antes y después de abordar.